1/01/2007

Entrevista "Entre dos orillas"



Julio Esteban Ramón
Tres nombres y dos orillas

Nos encontramos frente a las vidrieras de un café en Madrid, en los ventanales se refleja el hechizo de los ojos verdosos y algo burlones de este artista polifacético, pero igual podría ser en Nueva York o en París, porque no da la impresión, si no es por el castellano suavemente impecable de Paraguay, de pertenecer a ningún lugar concreto. Julio Esteban Ramón dispone de 3 nombres, que utiliza camaleonicamente a su antojo, y dos delatores de sus raíces italo españolas, pero pertenece por igual a ambas orillas del Atlántico. "Sólo busco mi nombre, mi identidad". Y hasta que llegó a España no abandonó el Ramón, que es el patrón de los no natos, de los niños que, al igual que él, rozaron la muerte durante el parto. En algún momento, en alguna frontera, no cabía un nombre tan largo en las bases de datos, y así, por fín, Julio Esteban había nacido al llegar a España. "Porque yo allí era Julio González (por cierto que también este era un gran artista español que murió joven), y mi nombre me pesaba", como le pesaba la vida encadenada a una dictadura cruel y absurda, donde cercenaban su capacidad de expresión, sus críticos retratos sociales, sus dibujos de trazos burlescos; de él llegaron a decir que "Julio Esteban no dibuja lo que ve, dibuja lo que piensa".


Su profunda insatisfacción le obliga a buscar otra sistemática de expresión, la palabra, el gesto, y así surgen los performances llenos de fuerza e ironía. Tras resistirse al exilio durante una década, cuando la realidad paraguaya se le queda definitiva y groseramente pequeña, encuentra el detonador para proseguir su búsqueda hacia otros horizontes en una grieta de su propia identidad, que "se me deshacía en las manos como un material en descomposición". La excusa para la fuga desesperada, una beca para Berlín, le lleva al otro lado, de donde no ha regresado más.

"El artista es como un chamán", asegura, "inventa nuevos lenguajes, signos que al descifrarlos reinterpretan el pasado, el presente, el futuro" pero también puede dar lugar a interpretaciones equivocadas. "Yo tenía derecho a equivocarme, pero la comunidad no me lo permitía; donde más acertaba yo era en verdad donde menos me lo perdonaban" Esta faceta de visionario y de esponja absorbente de la identidad colectiva es algo común en muchos artistas, que disponen de una sensibilidad premonitoria sin siquiera llegar a comprenderla en profundidad.

"Todo viajero es un fugitivo", versaba Josefina Plá. "y yo me fuí para no volver" añade Julio. Cierto que intentó con ayuda del tiempo irse olvidando de su patria y de su nombre, pero hoy sabe que eso es imposible. Julio ha tenido que consensuar con Esteban y con Ramón su amor hacia su origen, hacia su madre, con la necesidad de abrirse hacia un mundo globalizado, de incorporarse al torrente de ideas artísticas nuevas que pugnan por salir de su cabeza escindida. "Ella vino a despedirse como un fantasma, pero lleno de amor y de comprensión por esta mi fuga, y yo supe que había muerto en ese instante"

¿Y cuales son los próximos proyectos que atesora y mima en el vivero de emprendedores Madrid Entre Dos Orillas?

"Yo me considero un náufrago- de mi pasado, sobre todo". Pero entre los restos del naufragio están sus identidades, que se remontan hasta su pasado indígena, a todas las culturas de las que se han enriquecido. Y por ello Julio Esteban quiere ponerse "al servicio de la sociedad con todo mi talento". No sólo como artista plástico puro, sino como sanador, como terapeuta. Porque él se sanó con sus dibujos de la serie "negra" que permanecen ocultos entre sus pertenencias, y que no desea mostrar. "Ahora tengo unas acuarelas de colores brillantes que sanan muchísmo"- asegura mientras sus dedos inquietos garrapatean las servilletas y las cartas del menú de la cafetería.

Ahora Julio Esteban no sólo dibuja lo que ve y lo que piensa. Dibuja también lo que pre-siente.

Entrevista: Sonia Pottecher
Fotografía: Malena Francia

http://www.entredosorillas.org/

1 comentario:

dario dijo...

hola julio... soy dario rolon... de paraguay... recien encontre tu blog... hace rato queria saber de vos.. mi e-mail es. dario-rolon@hotmail.com Un abrazo.
espero saber mas de vos...